El país donde se supone, no se puede, protesto por todo, callo y no propongo posibles soluciones

7 Ene

Puerto Rico es algo especial. Vivo en un país que vive de muchas contradicciones que en ocasiones me ponen en un estado colérico que podría afectar mi salud.
Una de las cosas que me lleva preocupando por largos años es la poca capacidad que tenemos como pueblo de articular soluciones para los problemas que nos aquejan como país. Vivimos una frustración colectiva permanente que juro no entender porque se nos hace imposible avanzar. ¿Cómo es posible que prefiramos autodestruirnos?

Uno de tantos problemas que afrontamos como país es el alto costo de la energía que tiene a los consumidores (ciudadanos y empresas) desangrando los bolsillos.
Este problema en particular ha provocado que la presente administración gubernamental traiga como solución del problema la construcción de un gasoducto que pone en riesgo la seguridad de los ciudadanos, destruye parte de nuestras tierras, no traiga un ahorro sustancial en la factura de luz ya que los mercados internacionales muestran que el precio del gas es similar al del petróleo y comprometan con otra deuda al pueblo de PR con una empresa privada durante décadas.

Este tema se mezcla con otro problema: la seguridad alimentaria. Hace varias semanas se iniciaron unas protestas en el pueblo de Santa Isabel donde un grupo de manifestantes alzaron su voz por la construcción de varios molinos de vientos en una finca agrícola del país. El problema de seguridad alimentaria en Puerto Rico es sumamente grave. Actualmente importamos el 85% de los productos que cosumimos. Esto se le añade la destruccion de miles de cuerdas de tierras agrícolas en las últimas décadas por el desparramamiento urbano. También en la comunidad internacional se discute el problema de la crisis de alimentos donde muchos países sufrirán la escasez de alimento y alzas en sus precios. Ante esta situación el gobierno de Puerto Rico no ha hecho nada.

Tenemos dos problemas que requiere soluciones inmediatas y siento que vivo en el país que se supone, no se puede, protesto por todo, callo y no propongo posibles soluciones.
¿Qué es lo que ocurre que no pasa una indignación colectiva? ¿Qué es lo que pasa que todo termina en un inmovilismo destructivo para todos?

Dos grupos se han formado en  Facebook (Frente de Rescate AgrícolaTodo PR en contra del Abuso de la AEE)donde se discute estos problemas. La Internet ha posibilitado que miles de personas tengamos un encuentro virtual que facilita la deliberación de ideas. Personas comparten contenidos que educa a la ciudadanía sobre el problema, exponen posibles soluciones y organizan manifestaciones. Debo admitir es estos grupo son mi único rincón de esperanza pero aun no se logra cuajar objetivos claros para solucionar los problemas. El problema no son de los que lanzaron la iniciativa si no de nosotros (el pueblo) que no los respaldamos. ¿Qué es lo que falta?

Mientras tanto, pasan los días, pasan los años, la cosa avanza muy lentamente; el país se nos viene encima y seguiremos contentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: